En Productos en Soporte Técnico en Medios

Para garantizarte la mejor experiencia posible, este sitio web utiliza cookies de perfiles de terceros. Haz clic aquí para obtener más información sobre este tipo de cookies y como afectan a tu configuración. Al cerrar esta ventana o seguir navegando por el sitio web, aceptas el uso de estas cookies.

Pure Gameplay

Nitro Gaming Monitors

¿Qué necesitas para mejorar tu juego?

Los jugadores siempre presumen de sus equipos, pero al final lo que cuenta es el monitor que utilizan, porque cuanto más ves y más rápido sucede, más vida tiene y más rápido puedes reaccionar. Cada milisegundo cuenta, así que asegúrate de buscar estas diez características que transformarán tu experiencia de juego.

Cuanto más grande sea la pantalla, mejor será la acción

Vale, parece obvio, pero no se puede subestimar la diferencia que puede suponer una pantalla grande, pero no se trata sólo del tamaño, sino también de la resolución. Con DFHD y 3840 x 1080, obtienes el doble de píxeles que con el FullHD normal, mientras que la relación de aspecto de la pantalla ultra ancha de 32:9 es mucho más amplia que las pantallas de cine estándar para que tus juegos, trabajos y películas sean lo más épicos posible.

El mundo no es plano

Las pantallas curvas, una de las mayores innovaciones para los jugadores en los últimos años, llevan las experiencias de inmersión a un nivel completamente nuevo. ¿Cómo? Porque no importa dónde se desarrolle la acción en tu pantalla, siempre está a la misma distancia de ti. Esto amplía tu campo de visión y te sumerge más en tu experiencia de juego. Como ventaja adicional, también reducen la fatiga ocular para que puedas jugar más cómodamente durante más tiempo.

4K: cuatro veces más claridad

Por si aún no se ha dado cuenta, un monitor 4K tiene una resolución horizontal de alrededor de la marca de 4.000 píxeles y se describe muy a menudo como ultra alta definición, o UHD. Los monitores para juegos Acer Nitro ofrecen una resolución de 3840 x 2160, que es precisamente el doble de píxeles horizontales y verticales que una pantalla de 1080p, y cuatro veces más densa que las pantallas del mismo tamaño físico. ¿El resultado? La imagen más nítida que puedes obtener mientras estás sentado en una mesa de juego.

Ilumina tu mundo

A nadie le gusta trabajar en un juego, una película o un vídeo con poca luz, por lo que hay que prestar atención a los niveles de brillo, que deben estar certificados por una norma internacional del sector. Con un monitor DisplayHDR 600 con certificación VESA, puedes contar con una luminancia máxima de 600 cd/m2, es decir, detalles ricos, negros profundos y una luminancia general sorprendente.

Mantente en el juego

Cuando estás en la zona, el más mínimo retraso o una imagen borrosa pueden sacarte del juego. La solución al lag es una mayor frecuencia de refresco, por lo que deberías buscar monitores que hagan overclocking a una frecuencia de imagen de 240 Hz, lo que da como resultado escenas de movimiento 2D ultra suaves, una fluidez de imágenes excepcional y un juego sin lag.

¡Sin ghosting!

Para los jugadores serios, el "ghosting" es más bien un demonio, sobre todo en los juegos RPG de ritmo rápido o en los juegos de disparos de francotiradores. El ghosting se produce cuando una imagen anterior sigue apareciendo en la pantalla junto con la imagen más reciente, creando una mancha o borrosidad notable. Con la tecnología Visual Response Boost™ (VRB), el ghosting es cosa del pasado y el juego es fluido y prácticamente sin borrones.

Hablemos de puntos cuánticos

Puede que hayas oído hablar de la teoría cuántica, pero, ¿has oído hablar de los puntos cuánticos? Para quienes no lo hayan hecho, un punto cuántico (QD) es un nanocristal semiconductor (una partícula diminuta) que puede emitir luz cuando se le aplica electricidad. Este pequeño tamaño les confiere unas propiedades ópticas únicas y permite que las pantallas QLED aumenten la pureza del color y ofrezcan la más amplia gama de colores posible para lograr un realismo auténtico.

Protege tus ojos

Aunque no lo notes, la mayoría de los monitores convencionales parpadean unas 60 veces por segundo. Si te parece mucho, lo es, por lo que es la principal causa de fatiga ocular después de largas horas jugando, programando, viendo o creando. Tecnologías como la tecnología Flickerless™ y BlueLightShield™ eliminan esta tensión en los ojos y proporcionan una experiencia de visualización más cómoda y saludable.

Una ventaja ergonómica

Los buenos monitores deberían causar poca o ninguna tensión, por lo que los mejores te permiten inclinar, pivotar, girar y hacer ajustes de altura fácilmente en un momento, mientras permanecen estables en todo momento. Con una inclinación de -5° a 20°, el Acer NITRO VG0 pone su mente, y su cuello, a gusto.

Ajustes sobre la marcha

Se acabó el jugueteo con los pequeños botones detrás de la pantalla. El Acer Display Widget le da un control total sobre todos los ajustes con su ratón y le permite modificar rápidamente su configuración, organizar su enorme espacio de pantalla con regiones de pantalla dividida dedicadas y elegir su modo perfecto para juegos, trabajo o entretenimiento. Es tan fácil como eso.