En Productos en Soporte Técnico en Medios

Para garantizarte la mejor experiencia posible, este sitio web utiliza cookies de perfiles de terceros. Haz clic aquí para obtener más información sobre este tipo de cookies y como afectan a tu configuración. Al cerrar esta ventana o seguir navegando por el sitio web, aceptas el uso de estas cookies.

JUEGA COMO UN

CAMPEÓN

10 sugerencias para mejorar tus habilidades con los monitores Predator

¿Cansado de perder batallas? Si quieres mejorar tu habilidad en los juegos podemos ayudarte. Como todos saben, los mejores profesionales de las series Intel Extreme Masters no nacieron así, se hicieron a sí mismos puliendo su técnica y mejorando en sus juegos. Para echarte una mano, hemos pedido a los campeones internacionales algunos consejos y trucos. Pruébalos y, quién sabe, a lo mejor dominas el juego competitivo antes de lo que crees.

Practicar es clave

El hecho de que sea un videojuego no significa que no se necesite practicar para dominarlo. Aunque no es un entrenamiento físico, pulir tus habilidades requiere casi tanta práctica como cualquier deporte. Si además eliges un monitor con tecnologías VisionCare, protegerás tus ojos ante la fatiga de sesiones de entrenamiento largas y estarás “en forma” para la gran batalla.

Elige tu juego

Busca uno que te permita mantener la concentración y la atención necesarias para poder dedicarle las horas requeridas. Y si quieres ser uno de los grandes, salte del estándar y elige un monitor con Eye-tracking. Mira. Apunta. Dispara. Tus ojos y tu intuición son tus mejores armas. Sumérgete en el futuro de los videojuegos.

Conoce los controles

En los juegos que se manejan con teclado y ratón, aprende las funciones que realiza cada tecla. Normalmente, esta información suele incluirse en el manual del juego. Descubre todas las teclas y qué función realizan para no perder ni una décima de segundo a la hora de hacer el movimiento correcto. Además, con una latencia baja como unos rapidísimos 0,4 ms, la señal de tu ratón, joystick o volante se sincronizará perfectamente con la acción en pantalla, gracias a lo cual tu precisión en el juego será mayor.

Adapta tus habilidades

No te frustres si al principio vas mal, sé paciente y dedica tiempo a averiguar lo que no haces bien para poder mejorar. De hecho, cuando llegues al nivel más alto, no temas volver de nuevo al nivel más bajo y repetir todo de nuevo. Aprovecha también funciones como Predator GameView para adaptar con rapidez los ajustes de tu monitor al juego que estés usando y guardar perfiles personalizados para entornos de carreras, acción y deportivos

Fíjate en los Pros

er competiciones o vídeos en streaming de jugadores profesionales es perfecto para tu desarrollo personal. No solo son unos jugadores fantásticos, también es útil para aprender sobre los últimos builds/meta/trucos, etcétera, algo que te dará una gran ventaja cuando juegues de forma competitiva. A menudo, los pros se mueven tan rápido que es fácil perderse un detalle crucial. NVIDIA G-SYNC ULTIMATE sincroniza a la perfección la tasa de frames de tu tarjeta gráfica y el monitor para eliminar ghosting y parpadeos. Al minimizar los tirones no te perderás nada, ni siquiera el más ligero movimiento o ataque enemigo.

El éxito está en repetir

Juega un mapa o nivel 20 o 30 veces (seguidas si es posible), la repetición es lo que de verdad desarrolla la habilidad. Cada vez que pasas un nivel mejoras tu juego (tres veces seguidas es mejor que una), y lo mismo se aplica a los monitores. Utilizando varias pantallas con marcos ZeroFrame podrás ver más y disfrutarás de una experiencia inmersiva auténtica.

Presume de lo que vales

Impresiona a tus amigos con un cara a cara o simplemente jugando tú solo. Con tres enormes pantallas de 35’’ y resolución 12K, tus colegas disfrutarán una experiencia cinemática al ver tus mejores movimientos. También puedes experimentarlo solo y ser tu mejor crítico.

Tómate un respiro

Evita a toda costa obsesionarte por completo con un juego. Además, si le das demasiado tiempo bajarás tu eficacia y tu nivel de juego, por lo que es mejor parar cada 1 o 2 horas para relajar los ojos y el cerebro. No olvides elegir un monitor con las tecnologías Acer Flickerless y BluelightShield. Tu salud lo agradecerá y estarás más fresco que tu cansado oponente.

Ten los ojos bien abiertos

Averigua lo que ocurre exactamente en el juego y lo que tienes que hacer. Siempre habrá detalles ocultos que te ayudarán a resolver el misterio más rápido, así que busca mejores rutas, pasa entre el ejército enemigo sin que te vean o conoce mejor la historia. Ten en cuenta estos elementos siempre que no estés en un deathmatch y, para ayudarte, escoge una pantalla con certificación VESA HDR 1000 y DarkBoost para aumentar el nivel de contraste y detalles en entornos con poca luz y poder ver lo que ocurre en las sombras.

Equípate

Aunque para algunos la calidad del equipo es absolutamente crucial y para otros el éxito depende de la habilidad al 100%. En nuestra opinión, la realidad mezcla ambas cosas. Puedes ser profesional sin los mejores accesorios (incluso hay casos raros de pros que juegan con equipo anticuado y logran estar en lo más alto), pero lo cierto es que se trata de una excepción a la norma porque usar el mejor hardware es sin duda beneficioso para la mayoría. Un ratón ultrasensible con teclas personalizables extra y un monitor con una frecuencia de refresco de 240 Hz te ayudarán a pulir tus habilidades y avanzar más rápido para, algún día, ser también un gran pro.