En Productos en Soporte Técnico en Medios

Para garantizarte la mejor experiencia posible, este sitio web utiliza cookies de perfiles de terceros. Haz clic aquí para obtener más información sobre este tipo de cookies y como afectan a tu configuración. Al cerrar esta ventana o seguir navegando por el sitio web, aceptas el uso de estas cookies.

¿Qué papel juega la psicología en el mundo de los eSports?

La psicóloga deportiva Mia Stellberg nos cuenta sobre su trabajo en el mundo de los eSports, y sobre cómo ayuda a los profesionales a mejorar a través del mantenimiento de su bienestar mental.

La idea de sentarte frente a la pantalla de tu ordenador a jugar a tu título favorito para ganarte la vida puede sonar muy atractiva para muchos seguidores de los eSports. La posibilidad de volcar toda tu pasión y talento en juegos como Dota 2, Counter-Strike: Global Offensive or League of Legends, y convertirlo en una opción válida para desarrollar tu carrera profesional es lo que muchos y muchas desearían. Pero lo que nos demuestra el mundo de los eSports es que existen muchos más factores que determinan el éxito, no solo el talento innato.

Se dice que los eSports no son una práctica tan exigente a nivel físico como los deportes tradicionales, pero no se puede negar que las condiciones físicas y mentales de los jugadores son un factor muy importante a tener en cuenta. Jugar durante 10 horas al día, siete días a la semana para practicar puede llegar a ser físicamente posible, pero no es la manera más saludable o fiable de alcanzar el éxito.

Ese es uno de los argumentos empleados por la psicóloga Mia Stellberg, cuya misión es la de cambiar la percepción que se tiene desde hace tiempo sobre la industria y hacer que la gente sea consciente de la importancia del bienestar de los jugadores en los eSports. En nuestro último episodio Red Bull PRISM, Stellberg exponía cómo esperaba conseguir ese propósito así como algunas de las técnicas que empleaba para mejorar las condiciones de los jugadores tanto dentro como fuera de su trabajo.

Todo comenzó cuando Stellberg trabajaba para Astralis, el equipo que supuso su entrada en el mundo de los eSports. Allí daba asistencia a todos los niveles, desde una visión más amplia a todo el equipo hasta pasar por un trato más personal con entrenadores y jugadores.

Había cosas que observar y mejorar a todos los niveles, afirma, hasta el punto de verse a sí misma haciendo de coach personal en el momento de dar apoyo al equipo, y al mismo tiempo mantener sesiones individuales con jugadores "para averiguar cómo se están desempeñando y cómo puedes darles apoyo para convertirlos en una mejor versión de ellos mismos," nos explica.

En estas sesiones individuales, ella considera que su trabajo es básicamente educar. "Me gusta enseñar a los jugadores todo sobre el autocontrol de las emociones de manera que puedan ser más racionales en vez de pasionales. Si tienen que afrontar un montón de emociones cuando están compitiendo, puede llegar a repercutir en el desempeño del juego," afirma.

Esto es algo que indudablemente todo el mundo ha experimentado cuando compite. La frustración de una mala ejecución o cometer fallos puede hacer que pierdas la concentración y pierdas el control del juego. Stellberg trata de enseñar a los jugadores a ser más racionales y a estar más relajados tras un fracaso para que tengan la oportunidad de mantener su nivel al máximo.

"Para ser la mejor versión de ti mismo, necesitas estar relajado y concentrado porque si pierdes los nervios o te dejas llevar por el estrés, afectará tu coordinación entre manos y ojos así como tu tiempo de respuesta," nos explica. "Además, tu autoestima también afecta a tu ejecución, porque si ésta no está a un nivel alto puedes llegar a estresarte de manera más fácil."

También ocurre al revés. Cuando están en buena racha es más fácil dejarse llevar por la euforia y dejar caer tu concentración si crees que la victoria está al alcance de tu mano. En esos momentos es mejor recordar que el exceso de confianza es un asesino silencioso y traicionero.

Un aspecto que se esfuerza en inculcar a los jugadores es mantener un equilibrio saludable entre trabajo y vida personal. De nuevo volvemos a la idea de que cuantas más horas pases ensayando comandos en el teclado o el mando no supone necesariamente jugar mejor. Es más saludable si los jugadores son más conscientes de su tiempo, y se aseguran de tener tiempo libre para pasarlo con sus amigos, familia o cualquier otra persona especial.

"Una parte de mi trabajo es mantenerles los pies en el suelo pero también equilibrar su vida porque estoy totalmente en contra de las sesiones de práctica de 10 horas, siete días a la semana. No importa el tipo de profesión que tengas, tienes derecho a tener una vida así como a socializar y quizás salir con alguien."

También considera que hay muchos aspectos de jugar a eSports profesionalmente que pueden ser pasados por alto, o que los jugadores pueden nos ser conscientes hasta que están metidos de lleno. Algunos de estos aspectos incluyen una amplia disponibilidad para viajar, la alta frecuencia de los torneos, hacer frente al jet lag y no descuidar a tus redes sociales y fans. En general, sostiene que "ser un profesional de los eSports es más exigente que un atleta convencional."

Sin duda, estas son cosas que cualquier jugador aceptaría de buen grado por las enormes oportunidades que supondría para ellos. Más aun si consideramos que los jugadores especialmente jóvenes lo ven como su primera gran oportunidad. "Cuando tienes 19 años darías tu alma por convertirte en un profesional y que te paguen por hacer lo que más te gusta, de manera que dejas de pensar en ti mismo, " afirma.

Y es aquí donde Stellberg puede ayudar a estos chicos y chicas. Con su conocimiento sobre las exigencias del mundo de los eSports, ella puede encontrar la mejor manera de apoyarles en su carrera y en su vida personal para que sean capaces de encontrar el éxito cuando su talento les ha llevado a los más altos estándares del juego.

Echa un vistazo a la nueva línea Predator.