En Productos en Soporte Técnico en Medios

Para garantizarte la mejor experiencia posible, este sitio web utiliza cookies de perfiles de terceros. Haz clic aquí para obtener más información sobre este tipo de cookies y como afectan a tu configuración. Al cerrar esta ventana o seguir navegando por el sitio web, aceptas el uso de estas cookies.

Dan, el gamer con el brazo biónico de "DeuxEx" equipado con Predator

En el último episodio de la serie PRISM, hablamos con Daniel Melville, un chico que juega con un brazo biónico

Daniel Melville ha jugado a los videojuegos desde que era un crío. No obstante, algo no encajaba: los personajes de esos videojuegos no se parecían a él. "He jugado a montones de videojuegos toda mi vida, y lo sigo haciendo" afirma Melville. "Pero no hay muchos personajes en los que pueda verme reflejado. Todos cuentan con dos manos, o su cuerpo está intacto. Es entonces cuando empecé a jugar a Deux Ex y pensé `este tío tiene brazos biónicos, ¡qué guay´!"

Siendo una persona que ha crecido llevando un brazo prostético, Melville encontró en Adam Jensen, el protagonista de esta épica saga de ciencia ficción, un personaje con el que pudiese sentirse reconocido. "Tiene estos potentes brazos tan molones y es tan badass, que pensé 'me gustaría ser como él.' Encontrar a un personaje en un juego que realmente se parezca a mí fue algo increíble."

Daniel está equipado con Predator. Controla su brazo biónico con movimientos musculares y es lo suficientemente sensible como para jugar con el ratón Cestus 500 totalmente personalizable. Además también cuenta con el sobremesa Orion 5000 que ofrece un rendimiento de vanguardia, así como Predator X27, el primer monitor G-Sync HDR para jugar en resoluciones ultra altas 4K.

Por aquel entonces, Melville no tenía ni idea de que algún día llegaría a tener mucho más en común con Jensen. "Tenía un brazo prostético que no hacía nada." afirma. "Lo llevaba porque creía que era lo normal. También porque me permitían librarme de la escuela ya que la odiaba, como también odiaba aquel brazo. Era una modelo Catch 22. Me sentía mucho más incapacitado al llevarlo y durante mucho años dejé de ponérmelo. Crecí viendo películas de ciencia ficción, así que quería un brazo como el de Terminator o Robocop."

Desafortunadamente, los brazos biónicos disponibles en aquella época eran demasiado caros, sobre todo para un joven que podía vivir sin ellos. Sin embargo, años más tarde, Melville se topó con Open Bionics, quienes estaban llevando a cabo una campaña en Kickstarter para desarrollar un brazo biónico low cost mediante impresión 3D. Tras enviarse algunos mails con su fundador Joel Gibbard, Melville y el propio Gibbard se conocieron y acordaron que Melville ayudaría en los primeros tests del prototipo. Esto le catapultó al Récord Guinnes al ser la primera persona en probar una mano biónica multi agarre impresa en 3D.

"Hoy en día los niños pueden conseguir un brazo biónico en cuestión de días lo cual es una locura. Es genial que no tengan que pasar por la frustración que me suponía llevar los antiguos brazos prostéticos. El hecho de que sea más accesible, fácil de ajustar y menos problemático para todo el mundo es una experiencia realmente positiva para la gente, además de que estos modelos son verdaderamente molones. Alcanzar un Récord Guinnes fue una locura. Es lo más curioso que me ha pasado nunca ya que no es un récord que pueda ser superado si tenemos en cuenta que mi brazo biónico de videojuego es el primero en la historia."

Melville supo inmediatamente que esto supondría un antes y un después. "Desde el primer día, lo que más me fascinaba era que podía abrir y cerrar, así como coger objetos tan pequeños como una tiza, algo que jamás pude realizar siendo un crío." afirma Melville.

Este brazo permite a Melville mejorar sus habilidades en lo que más le gusta: los videojuegos. Pero, ¿cómo funciona realmente? "Uso pulsaciones en mi brazo para abrirl y cerrar. Al tensar el músculo puedo cambiar el patrón de agarre en ciertos modos. Es súper guay y muy simple, de verdad, además de efectivo. Cuando juego en mi ordenador, especialmente cuando llevo equipado mi brazo, necesito algo que no me frene. Algo que me impulse y haga que mi experiencia de juego sea divertida y fluida."

Más allá del gaming, Melville diseña también sus propios brazos biónicos, sabiendo que hay mucho más que puede llegar a realizar.

"Compré mi propia impresora 3D y la destrocé por completo intentando averiguar cómo se usaba. Aprendes sobre la marcha y cometes muchos errores. Ahora me lleva un par de horas diseñar mis propios modelos para un brazo biónico. Puedes combinar distintas posibilidades. Un día me apetece llevarlo con cubiertas normales, otro día con diseños del Deus Ex y otro con patrones de camuflaje."

Después de dejar su trabajo para diseñar a tiempo completo, Melville también empezó a impartir talleres para niños y familias. "Si los niños hacen garabatos, yo puedo hacer una impresión 3D para ellos para que puedan llevar a casa algo memorable. No me cuesta nada y ellos tienen un recuerdo que pueden guardar para siempre." añade Melville.

De vuelta al gaming, Melville es usuario de PC principalmente ya que el ratón es algo que le resulta más accesible que un mando de consola. Además es un gran fan del Overwatch.

Y aunque siente que aún queda mucho para que los jugadores de esports con discapacidades puedan competir contra los jugadores sin impedimentos físicos, reconoce que la tecnología se mueve en la dirección correcta. Da la sensación de que lleva la carga sobre sus hombros.

"Mis padres siempre estuvieron preocupados por verme jugar a los videojuegos porque creían que no podría ser capaz habiendo perdido una extremidad, pero me vieron jugar en casa de un amigo y lo tuvieron claro" añade.

"Si eres un apasionado en lo que sea siempre encontrarás el camino de conseguirlo, es por eso que siempre estoy jugando a los video juegos."

Echa un vistazo a la nueva línea completa de Predator.