En Productos en Soporte Técnico en Medios

Para garantizarte la mejor experiencia posible, este sitio web utiliza cookies de perfiles de terceros. Haz clic aquí para obtener más información sobre este tipo de cookies y como afectan a tu configuración. Al cerrar esta ventana o seguir navegando por el sitio web, aceptas el uso de estas cookies.

Mira cómo jugamos a videojuegos legendarios en localizaciones icónicas

El portátil gaming Predator Helios 300 te permite jugar a los títulos más exigentes en cualquier lugar, así que lo ponemos a prueba en algunos de los escenarios más impactantes y espléndidos de Praga.

La mayoría de los usuarios piensa en los portátiles gaming como plataformas ruidosas, grandes y atadas al escritorio, pero la serie Predator Helios 300 hace posible que disfrutes de una verdadera experiencia gaming en cualquier sitio.

La combinación de la poderosa NVIDIA GeForce GTX 1060 GPU, el procesador de 7ª generación Intel Core i7 y el chasis liviano de metal no permite que los trayectos sean una barrera para descargar tu cola de Steam: un vuelo largo se convierte en algo más que una oportunidad de ponerse al día con la última campaña de un solo jugador de Call of Duty, es también la posibilidad de jugar en una pantalla Full HD de 15,6 pulgadas lo suficientemente ligera para que quepa en la mochila.

Para probar nuestra teoría, testamos en movimiento el Predator Helios 300 y jugamos a algunos de los títulos de PC más imponentes en este momento en algunos de los escenarios más deslumbrantes. Sigue leyendo para conocer cómo este poderoso portátil gaming recorre algunos de los lugares más emblemáticos de Praga, la impactante capital de la República Checa.

Counter-Strike sobre la marcha

Hay un antiguo dicho respecto a los ordenadores para videojuegos: "¿El Crysis tira?" En el caso de Predator Helios 300, la respuesta es sí, pero actualmente la pregunta más repetida seguramente sea: "¿Podría jugar al Counter-Strike?" Con más de 25 millones de copias vendidas (y más de medio millón de jugadores de todo el mundo jugando al mismo tiempo), Counter-Strike: Global Offensives el juego de PC más vendido de todos los tiempos, por lo que no podíamos dejar de probarlo en nuestro viaje por carretera.

Nuestra parada fue la estación Flora en la línea A del metro de Praga – la prueba definitiva de portabilidad en hora punta– , y ¿qué mejor para jugar que Train, un mapa clásico dentro de un juego clásico? Descubrimos que la vívida pantalla IPS de Predator Helios 300 es más que capaz de mantenernos con vida en una carrera hacia los vagones del tren o en un enfrentamiento en B Stairs, incluso cuando el metro llega a la superficie en Depo Hostivař.

Emociones rápidas en el viaje de la mañana

Need For Speed: Payback promete ser uno de los juegos de carreras más grandes del año. Lo jugamos en uno de nuestros trayectos matutinos, y para un pequeño desafío adicional decidimos comprobar si el hecho de viajar a 160 km/h en la vida real podría ayudar a mejorar nuestros tiempos por vuelta. Dado que este tipo de velocidades no se pueden encontrar en ninguna carretera de la ciudad, nos subimos a bordo de un tren de Ferrocarriles Checos y nos reclinamos para jugar al último y más grande título de EA.

Need For Speed es una franquicia conocida por sus impresionantes efectos visuales y de alta velocidad, y Predator Helios 300 está a la altura del desafío gracias a su tarjeta gráfica GeForce y al sistema de refrigeración 3D AEROBLADE ™, que utiliza dos ventiladores uno al lado del otro para mantener el sistema sobre ruedas como un potente deportivo. Como resultado, Need For Speed: Payback luce espectacular, y la pantalla súper nítida de Predator Helios 300 de 15,6 (o 17 pulgadas opcionales, de hasta 4K en estos modelos) muestra unas imágenes vibrantes del título de Ghost Games donde sea que estés . Incluso puede alternar todas las configuraciones, hardware y gráficos, desde una plataforma central, PredatorSense Control, o hacer overclock en la CPU para obtener un turbo de nitro en tu coche.

Dado que el juego ofrece un modo sin conexión para un jugador, los túneles no supusieron un problema para explorar el vasto mundo abierto en cuatro ruedas. Estuvimos preparados para conducir nuestros coches de importación japonesa alrededor de curvas cerradas y saltarnos todos los semáforos de una manera tan rápida que sería imposible de realizar hasta los trayectos más cortos, incluso si no hubiera ningun atasco.

¡Por la ciencia!

La siguiente parada en nuestro turbulento tour por Praga fue el Laboratorio de Alta Tensión, un espacio normalmente reservado para investigaciones científicas innovadoras y experimentos asombrosos. Estuvimos aquí para llevar a cabo nuestra propia investigación científica en los centros Aperture Science del clásico juego de acertijos Portal 2 de Valve. Afortunadamente, las similitudes con el mundo real terminan allí: podemos informar gustosamente que los laboratorios no están controlados por una malvada inteligencia artificial.

Jugando con el zumbido de un generador de 300kV detrás de nosotros, comenzamos a andar con las botas de caída libre personalizadas de Chell y a pintar los primeros portales interdimensionales en las paredes, saltando de las ventanas al vacío e intentando tratar lo mejor posible a nuestro amado cubo de compañía. Predator Helios 300 soporta juegos clásicos como Portal 2 en configuraciones máximas con facilidad, y con su rápido Wi-Fi 802.11ac, es muy sencillo conectarse en cualquier lugar para jugar a la gran importante campaña de cooperación. Y como está listo para Realidad Virtual, cuando hayas terminado, puedes descargar la secuela Portal Stories: VR –aunque no recomendamos para nada jugar a títulos de realidad virtual en un laboratorio eléctrico–.

Pica algo en una cantina (espacial)

Las cafeterías artesanales no son precisamente difíciles de encontrar en cualquier capital europea en 2017, pero Praga es la única ciudad en tener un lugar donde se puede pagar con criptomonedas Bitcoin. El café Bitcoin Coffee del Instituto de Criptoanarquismo es una cafetería con un twist: también sirve como espacio hacker libertario, con una decoración interior fascinante y que trata de adoptar esta tecnología descentralizada.

¿Qué podría ser más apropiado para jugar aquí que Star Citizen de Kickstarter, el juego con más recaudación por crowfunding de todos los tiempos? Al igual que la criptoeconomía, el juego todavía está en estado beta, pero gracias a la conexión Wi-Fi ultrarrápida y a nuestro Predator Helios 300 pronto vagamos por las vastas superficies planetarias del Módulo Social en un caza Mustang Alpha SC y paramos en una de sus cantinas espaciales fuera de la ley –donde todos están locos por dispararte–. También nos maravillamos con el intrincado diseño de sus naves espaciales: nos encantaría poder comprar Javelin, que cuesta unos 2.150 euros (si te sirve de consuelo, la actual cotización de Bitcoin ha subido hasta los 4.000 euros, por lo que esta nave solo te costaría 0,54 BTC, que suena mucho más asequible). Soñar es gratis.

Una pachanga en el campo de entrenamiento

Normalmente el tiempo en Centroeuropa es demasiado lluvioso como para echar un partido en el parque durante la liga de fútbol, pero no hace falta que te mojes si te conectas y juegas a FIFA, y eso es exactamente lo que hicimos en las gradas de Areál Libeň, sede del FK Meteor Praga VIII, uno de los equipos de fútbol más antiguos del país.

FIFA 18 fue la primera edición en siete años de juego en el que el cercano AC Sparta Prague ha aparecido en un título de la FIFA. Obviamente elegimos al mejor equipo checo para enfrentarnos contra el Bayern Munich y probar nuestras habilidades antes de saltar al modo online –y con la esperanza de llamar la atención de algún club importante, ya que ahora mismo muchos de los mejores jugadores de FIFA están siendo fichados por clubes profesionales–.

Predator Helios 300 no se avergüenza de llevar FIFA más allá de la corriente eléctrica: gracias a las múltiples opciones de conectividad fue fácil conectar un gamepad para darle al modo multijugador al aire libre. No hay nada como jugar a FIFA Ultimate Team a la vista de donde los jugadores del mundo real entrenan y juegan cada semana. La verdad, también nos gustaría tener la opción de ver su rendimiento, velocidad y atributos en prácticas cartas con una foto de sus caras.

Bienvenido a la jungla

El MOBA (arena de combate multijugador en línea) League of Legends no es precisamente conocido por ser una experiencia portátil – su curva de aprendizaje es difícil y las partidas pueden llegar a alargarse demasiado–, pero ¿dónde puede jugar mejor un campeón jungla que en su homónimo? Mejoramos en las clasificatorias entre las vides y palmeras del impresionante bosque tropical Fata Morgana Greenhouse del Jardín Botánico de Praga: la sólida batería de Predator Helios 300 nos permite acabar una partida sin tener que abandonar y que nos acusen de ragear.

El escenario era tan apropiado que la mitad de nosotros pensábamos que Ivern iba a saltar desde la maleza y que el Padre Arborescente nos gankeara. Pero no, el crepitar de las hojas se debió a la intrusión de unos cuantos (quizás celosos) turistas. Vivimos otro día más para asestar el golpe de gracia.

Conoce más sobre toda la nueva serie Predator.