Para garantizarte la mejor experiencia posible, este sitio web utiliza cookies de perfiles de terceros. Haz clic aquí para obtener más información sobre este tipo de cookies y como afectan a tu configuración. Al cerrar esta ventana o seguir navegando por el sitio web, aceptas el uso de estas cookies.

Desarrollo a toda velocidad

Todos los sectores, desde la ingeniería de IA o el diseño industrial hasta el desarrollo de RV, afrontan sus propios retos en el flujo de trabajo, y los desarrolladores y creadores de contenido profesionales tienen que mantenerse un paso por delante de la competencia analizando no solo qué es importante hoy en día, sino también cuáles pueden ser las necesidades del mañana.

Los equipos de uso común no pueden proporcionar la potencia ni la compatibilidad cruzada necesarias. Es por este motivo que las estaciones de trabajo ConceptD, con sus potentes procesadores, sus GPU dedicadas y sus ingentes capacidades de memoria y almacenamiento se han diseñado para satisfacer específicamente las necesidades de los desarrolladores.

Unidades GPU con toda la potencia CUDA

CUDA® es una plataforma de computación en paralelo y un modelo de programación desarrollado por NVIDIA para la computación general. Funciona como una plataforma común entre todas las familias de GPU NVIDIA, por lo que las aplicaciones se pueden implementar y escalar en todas las configuraciones de GPU.

Cómo funciona CUDA

En las aplicaciones aceleradas por GPU, la parte secuencial de la carga de trabajo se ejecuta en la CPU, que está optimizada para un rendimiento de subprocesos únicos, al tiempo que la parte computacional intensiva de la aplicación se ejecuta en miles de núcleos de GPU en paralelo. Mediante la utilización de CUDA, los desarrolladores pueden programar en lenguajes populares como C, C++, Fortran, Python y MATLAB y expresan el paralelismo mediante extensiones en forma de unas pocas palabras clave básicas.

Cómo beneficia a los desarrolladores

En aplicaciones exigentes tales como el aprendizaje profundo, la física computacional o el modelado en 3D, la potencia pura de la CPU se mantiene en los niveles más altos en todo momento. Ahí es donde entran en juego las GPU con CUDA y aplicaciones profesionales como Autodesk o Wolfram Mathematica pueden alcanzar unas velocidades sin precedentes. Como ejemplo práctico, con 4608 núcleos de procesamiento paralelo con un rendimiento de hasta 16,3 teraflops podrás llevar volando tus capacidades de subprocesos múltiples al siguiente nivel.